Enlazar mi banco a mi cuenta Ahorro.net

in Tutoriales

Después de registrarnos en Ahorro.net llega el momento de enlazar nuestra cuenta o cuentas bancarias. Este proceso es muy rápido y sencillo, pero antes necesitas tener la banca electrónica activada en tu cuenta bancaria y los datos para entrar en ella.

La banca electrónica es un servicio que ofrecen todos los bancos que permite tener acceso a tus cuentas bancarias de forma que no tienes que desplazarte a la oficina para realizar ciertas operaciones como consultar tu saldo, hacer transferencias, devolver un recibo y muchas más. Hay bancos que activan este servicio por defecto y otros en los que tienes que solicitarlo. Es una buena idea, si no la tienes activada, preguntar al banco si tiene un coste adicional o en qué condiciones puedes usar la banca electrónica.

ID_de_banco

Ejemplo de cuadro de identificación de un banco electrónico. Hay que introducir, en este caso, tu DNI y tu contraseña.

Por su parte, el banco te dará dos datos que debes guardar a buen recaudo para poder acceder a la banca electrónica: tu identificador (casi siempre, tu numero de documento nacional de identidad) y tu contraseña. Además te dará una tarjeta de coordenadas o claves, que tiene el tamaño de una tarjeta de crédito y que está llena de números. La tarjeta de claves se utiliza cuando vas a realizar una operación en la que hace falta una confirmación (por ejemplo, una transferencia) de forma que para completar ese movimiento de dinero o solicitud se te pedirá que introduzcas una cifra, generalmente de cuatro dígitos, para confirmar esa operación. Como nosotros no tenemos acceso a esa tarjeta de claves (ni nadie debería tener acceso salvo tu), tu dinero está perfectamente salvaguardado en tu cuenta: solo tu con tu tarjeta de claves puedes confirmar cualquier movimiento.

Si ya eres usuario de la banca electrónica… ¡perfecto! Es el momento de enlazar tu cuenta de Ahorro.net a tu cuenta bancaria. El proceso es muy sencillo porque está basado en la misma forma en la que te identificas ante tu banco a través del navegador: solo tendrás que buscar el banco con el que vas a trabajar y usar esos datos, tanto el identificador como la contraseña, para identificarte. Automáticamente se recuperarán única y exclusivamente tus movimientos bancarios en tu cuenta de Ahorro.net. Recuerda que hay bancos que te van a pedir muchos más datos que un simple identificador y contraseña y tendrás que rellenar esos campos con información personal además de la información que te suministrará el propio banco, aunque el proceso no difiere mucho de lo que tuviste que hacer cuando entraste por primera vez a la banca electrónica de tu banco.

Aunque el proceso es extremadamente sencillo y no lleva mucho más allá de unos segundos, con estas sencillas pantallas puedes dar de alta tu banco y seguir el proceso paso a paso en tu navegador.

Primero selecciona tu banco. Si no te aparece en la parte inferior, utiliza el campo de búsqueda.

En el segundo paso, añade tus credenciales de Banca electrónica para que podamos recuperar los datos de tu cuenta.

En el segundo paso, añade tus credenciales de Banca electrónica para que podamos recuperar los datos de tu cuenta.

Es el momento en el que conectamos con tu Banco. Es importante que esperes un poco mientras termina el proceso que puede llevar un par de minutos.

Una vez haya terminado el proceso, recibirás una notificación de que tu cuenta ya está enlazada con Ahorro.net. ¡Es el momento de empezar a ahorrar!

Ahora es el momento de dar un repaso a las pantallas de Ahorro.net para que puedas familiarizarte con el lo más rápido posible.

¡Multicuenta es una gran idea!

Recuerda que Ahorro.net es multicuenta, de forma que puedes enlazar varias cuentas de Banco a Ahorro.net, incluso cuando son diferentes bancos, a tu cuenta en Ahorro.net para disponer de una visión general de tus finanzas. Como solo es necesario los datos de la banca electrónica, puedes añadir diferentes cuentas incluso cuando estas pertenecen a personas o empresas distintas siempre que dispongas de esos datos. Así es más fácil, por ejemplo, unificar los datos de tu cuenta personal, la cuenta de tu empresa, la cuenta personal de tu pareja o la de tus hijos, lo que te permite tener al alcance de tus dedos y en un solo vistazo el estado general de las finanzas de tu entorno sin estar teniendo que identificarte en cada banco para comprobar los movimientos.

1